3 Pecados que podrias desconocer


Hay mandamientos en la Biblia que son fáciles de comprender para obedecer (Ej: 10 Mandamientos). Pero a la vez hay muchas cosas en nuestra vida diaria que podemos estar haciendo y que no caemos en cuenta que son realmente malos, son pecado.

 

Descuido en salud

Es una ley comprobada de la vida y la culinaria que casi todo lo que es más delicioso, también es malo para la salud. Lo dulce, lo salado, lo frito, lo grasoso, lo chancroso. Pero no solo es malo lo que comemos, también la inactividad física, los excesos (ej: alcohol), frecuentar ambientes contaminados, etc. Hay muchas cosas en nuestro entorno que pueden afectar nuestra salud. y que podemos controlar.

Nuestro cuerpo, y más importantemente nuestra vida, son regalos de Dios. Somo “hechura suya” y Dios lo hizo todo bueno. El descuidar nuestro propio ser es igual que descuidar el resto de la creación de Dios. Somos llamados a cuidar de nuestros cuerpos pues son también el Templo de Dios (1 Cor 3:16-17) Y si nos excedemos con hamburguesas, o helados; si no nos preocupamos por tener un estilo de vida activo; si no nos preocupa nuestra salud; no importa cuán “espirituales” seamos, estamos actuando mal y estamos permitiendo pecado en nuestra vida.

Autosuficiencia e Individualismo

Tenemos una sociedad que cada vez nos impulsa más al individualismo. Esta influencia cultural nos lleva a pensar que “Si no necesito de nadie, estoy mejor sólo”. Es verdad, no es bueno depender de otros para todo o para nuestra felicidad, pero es valioso poder contar con los demás en aspectos de nuestra vida.

Salomón nos dice en Eclesiastés que es mejor trabajar juntos (Ecl. 4:9-12) y Pablo exhorta a los Hebreos a no dejar de congregarse para animarse los unos a los otros a continuar en una buena vida (Heb. 10:23-25). Más aún vemos que en el jardín del Edén el deseo por la independencia de Dios llevó a la humanidad a pecar, y podríamos mencionar de igual manera el ejemplo de Lucifer al querer ser autosuficiente fuera de Dios.

Cuando nuestra sociedad nos lleva constantemente a depender únicamente de nosotros mismos. Dios nos lleva a depender de Él, y en ese ejemplo poder depender de otros para mejorar nuestra calidad de vida. Al fin y al cabo, fuimos creados para vivir en comunidad (familia) “no es bueno que el hombre esté solo.

Indiferencia

Hay un pequeño libro en el Nuevo Testamento que tiene buenas exhortaciones para los cristianos. Entre estas hay un pasaje que tiene implicaciones muy fuertes para cómo reaccionamos ante el mundo a nuestro alrededor.

Cada vez que alguien necesita ayuda y no me nace el deseo de ayudar llega a mi mente Santiago 4:17. “Y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado”. No significa que debo dar todo mi dinero a la gente de la calle y pasar todo el tiempo de mi vida ayudando. El contexto habla de la jactancia y la actitud del corazón. Es una exhortación a mantener mi corazón sensible a los demás y ayudar en cuanto pueda. Si mi actitud es indiferente hacia los demás aún cuando puedo ser de bien, éso me es pecado.

 


 

Si sientes que has fallado en alguno de estos puntos no significa que vayas al infierno. Pero significa que vas por buen camino para poder re evaluar tu vida para cambiar de enfoque.

Si te gusto o quizás tienes alguna crítica espero tus comentarios en la parte de abajo.

Commentarios

Share this post

Bryan Rubio

Nacido en Bogotá, Colombia. Radicado en Quito, Ecuador casi toda mi vida y criado con fuerte influencia de cultura gringa. Escribo para Control Z sobre temas cotidianos y desde un punto de vista varonil, como #machoqueserespeta. El maestro Yoda una vez dijo de mi: "La fuerza es fuerte con este."