Abre tus ojos, abre tu corazón y da gracias


Hoy día es el día que ha hecho el Señor, regocijémonos y seamos agradecidos. (Repite 3 veces)

Soy lind@ seguro este no es el primer pensamiento que viene a tu mente cuando te despiertas en la mañana. O a caso agradecer a Dios por permitirte despertar esta mañana?… probablemente no.

La definición en el diccionario de gratitud es Sentimiento de estima y reconocimiento que una persona tiene hacia quien le ha hecho un favor o prestado un servicio, por el cual desea corresponderle con amabilidad.

La gratitud comienza en las pequeñas cosas. Si eres capaz de camonar, hablar, leer este artículo, son bendiciones que tomamos amenudo por sentado. Apreciar la belleza de tu alrededor y las muchas bendiciones que Dios nos da es el comienzo de la gratitud.

Queremos que Dios obre en grandews maneras en nuentras vidas y cuando lo hace es cuando nosotros le expresamos nuestra alabanza y agradecimiento. Recuerda que en el mento que estes más estresad@ por un exámen porque no pudiste estudiar llegas a clases y el profesor lo pospone para el siguiente día. Inmediatamente tu respuesta es ¡Gracias Dios! Realmente me ayudas.

Gente en la Biblia también agradeció a Jesús cuando los bendijo en gran manera. Ellos querían ver milagros, señales y maravillas y viendo estas cosas ellos reconocían el poder de Jesús entonces lo adoraban y le agradecían.

Muchas veces nosotros hacemos lo mismo. Sé que no soy la única que ora: “¡Señor tu dices que siempre estarás para mi. Ayúdame con todos estos poryectos y tareas. Estoy estresada y abrumada, pero tu eres Dios,  ayúdame ahora!”.

Y cuando de alguna manera termino todas mia obligaciones le agradezco a Dios por haberme hecho pasar de manera milagrosa.

Es fácil sentirse agradecido por las grandes cosas en nuestra vida pero él nos da abundantes bendiciones que no reconocemos todos los días. Nosotros rara vez le agradecemos a Dios por las cosas simples i por las “pequeñas cosas” que nos permite vivir.

Cuántas veces has estado yendoe n el bus y has visto a un ciego mendigando y lo hemos mirado con lástima. Tú por otro lado tiene dos ojos que te permiten ver el mundo, ver los colores y las formas que el iego no. ¿Le agradecer a Dios por eso?

Empieza contando tus bendiciones. Cuado empezamos a notar todas las pequeñas bendiciones que normalmente nosotros no reconocemos empezamps a notar cómo Dios siempre tiene cuidado de nosotros. No deberíamos obtener un gran milagro para notar que Dios está con nosotros y confiar que él nos ayudará en nuentras vidas diarias. Él siempre ha estado y estará con y por nosotros.

“En todas las cosas demos gracias al Señor ”

 

ESCRITO POR: Kristin Miller

Commentarios

Share this post

ControlZ

Control Z está dedicado a traerte lo mejor de noticias curiosas, reflexiones valiosas para tu vida, videos entretenidos, consejos, música y mucho más. - Recuerda que ControlZ deshace tu aburrimiento. -