No me alcanza el tiempo para vivir


Sin nostalgia recuerdo mi época de hacer deberes en la universidad: desvelos, cansancio, madrugadas largas por terminar un proyecto y mal genio eran parte de aquellos días en los que pensaba que no tengo tiempo para vivir.

Aún ahora me sucede. De vez en cuando pienso que no tengo tiempo suficiente para disfrutar la vida, para estar con mi familia y amigos, por tanto tampoco tengo tiempo para un pasatiempo, porque estoy muy ocupado.

Lo irónico de esto es que la mayoría de veces que me quejo lo hago con mi tablet en la mano. ¡Oh tablet compañera fiel! No tengo tiempo para leer un buen libro pero si tengo tiempo para revisar actualizaciones, tuits, nuevos juegos, y leer cientos de publicaciones irrelevantes. No tengo tiempo para salir a caminar y cuidar mi salud, pero tengo varios minutos para un buen partido de fútbol… virtual, con un computador al frente.

Tenemos tiempo, pero no tenemos sabiduría para administrarlo.

Entre pasar niveles de videojuegos, leer lo que escribió tu ex en su estado y buscar información sobre nuevas dietas perdemos valiosos minutos de vida. Entre trabajar más de la cuenta y pasar con tus amigos en lugar de tu familia, el tiempo se va y no regresa.

Hoy te invito a que separes unos minutos para vivir, no para trabajar, ni estudiar, ni chatear, sólo para vivir. Camina un poco y aprecia lo que te rodea. Mira al cielo un momento y usa tu cerebro, deja volar la imaginación. Permite que tus neuronas se conecten, sueñen, inventen. No eres tan adulto como para dejar pasar la oportunidad de disfrutar unos días para ti.

Como dijo el sabio Salomón: Todo tiene su tiempo. Aprovéchalo porque es tuyo, no de nadie más.

 

 

Commentarios

Share this post

Jimmy Sarango

Siempre me gustó escribir y pensar, además de escuchar música, caminar, dormir, leer y comer. Soy diseñador gráfico de profesión pero músico por vocación. Disfruto compartir conversaciones con jóvenes y adolescentes

No comments

Add yours