Amor garantizado


Cada vez que bajamos al centro comercial y pasamos por frente a la tienda de mascotas, mi esposa, Pam, me hace entrar a la fuerza. Ella se deleita mirando los gatitos y perritos. Aunque no me gusta admitirlo, por miedo que terminemos trayendo a casa algún animal peludo, son realmente adorables.

Hace poco, en una de esas visitas, la tienda tenía un cartel en el vidrio que decía: “amor garantizado para siempre”. No me cabe duda que la tienda de animales intenta vender amor, pero “¿para siempre?”.Me parece que es exagerar un poco las cosas.

Los animales, no importa cuánto los amemos, o cuán devotos sean hacia nosotros, acaban yendo y viniendo. Como nosotros.

¿Hay algún lugar donde el amor puede ser garantizado? Aún el más fiel de los esposos eventualmente terminará teniendo que decir un adiós terrenal. Muchos de ustedes, con dolor en sus corazones comprenden lo que digo.
Por eso, si andamos buscando permanencia en el amor, no es inapropiado decir que sólo puede ser encontrado en el Señor. Por su gracia, y a través la obra redentora de su Hijo, nuestro Padre divino nos ofrece su amor, el cual está garantizado para todos nuestros días venideros – aún en aquél día en que los días y el tiempo dejen de existir.

Sólo a través de nuestro misericordioso y cariñoso Señor podemos recibir un compromiso de amor que está garantizado a durar para siempre.

 

© Copyright Cristo Para Todas Las Naciones

Commentarios

Share this post

No comments

Add yours