¿De dónde vienen las almohadas?


Imagen camara 004

La almohada es un artículo que no puede faltar en una cama, cubre el espacio que se

forma a la altura del coella en la nuca y nos ayuda a dormir bien, también resulta

cómodo cuando nos sentamos a ver televisión o viajamos. Aunque algunas personas

no gustan de dormir con almohadas la gran mayoría si.

 

Su nombre viene del árabe al-mujjada, que ha su vez viene de mijjada y quiere decir:

almohadón o cojín. La raíz de esta palabra viene de jadd que significa “cachete” o

mejilla y se relaciona con la acción de dormir de lado apoyando la mejilla en la almohada.

 

Existen registros de almohadas de cibilizaciones antiguas como la Mesopotámica y la

Egipcia. En varias tumbas de faraones se han encontrado cosas muy parecidas a las

almohadas, pero con una gran diferencia, las antiguas eran duras. Las almohadas duras

eran la selección preferida en la antiguedad ya que se creía que las sustancias suaves le

podrían robar al cuerpo su vitalidad y eran malas para prácticamente cualquier cosa. Por

eso motivo las almohadas se hacian con materiales como madera, jade, bronce, bambú e

incluso de porcelana. años más tarde la aristrocracia de los griegos y los romanos empezaron

a utilizar almohadas a base de paja y cañas.

 

Fue hasta la edad media que aparecieron los primeros cojines hechos a base de telas,

normalmente eran destinados para la realeza y se decoraban con finos bordados. Para el

siglo XVI ya se encontraban en una buena parte de los hogares de Europa aunque tenían

que cambiar con regularidad el contenido debido a que se podían contaminar con moho

y gérmenes.

 

Gracias a la Revolución Industrial en el siglo XIX el proceso de manufactura de las almohadas

se la llevó a la producción en serie y se llevaron a casi todos los hogares del mundo

industrializado. Hoy en día las almohadas estan rellenas de fibra de carbono, otras muy

populares son las de plumas de ganzo y en menor grado se tiene de memory foam y látex.

 

Los expertos recomiendan cambiar de almohada cada 2 o 3 años, para evitar las alergias, malas

posturas y unas cuantas noches durmiendo mal.

 

FUENTE: Sabiduría de escalera

 

 

Commentarios

Share this post

Fernanda Quezada

Disfruto mucho de las caminatas, me encanta comer de todo, especialmente pizza, me gusta ver películas, andar en bici, caminar, leer y dormir, creo que tanto el cine como la literatura desarrollan tu creatividad.

No comments

Add yours