Detalles en el trabajo


Cada una de nuestras acciones tienen una repercusión. Puede que no la veas inmediatamente, pero tarde o temprano llegará. Si nos esmeramos por dar lo mejor de nosotros en cada trabajo y deber, ganaremos la confianza de quienes nos rodean; pero si dejamos nuestros deberes a medias, perderemos oportunidades de avanzar en nuestras vidas.

A continuación tres puntos o detalles a consierar en el trabajo:

1) Nuestros jefes o superiores: Hay que mantener el compromiso con quienes han puesto su confianza en nosotros para cumplir con las funciones asignadas y así la ‘máquina’ (compañía o empresa) siga funcionando. En ocasiones nuestros compañeros de trabajo no tienen otra meta más que recibir el dinero aplicando el menor esfuerzo o bien sacando algo más de lo que les corresponde. Podemos vernos bajo presión de grupo para ser cómplices de ellos, pero recuerda que una buena reputación es difícil de construir y fácil de perder.

2) Nuestros compañeros de trabajo: Es básico tener relaciones respetuosas para cualquier ambiente laboral. Procura apoyar a quienes te rodean para llegar a la meta común. Recuerda que cada compañero tiene el carácter, la personalidad y/o las circunstancias de vida diferentes a la tuya. La tolerancia y la paciencia juegan un papel importante al momento de relacionarnos con otros, nos ayudarán a evitar roces innecesarios.

3) Nuestros clientes: Tratemos a los demás como queremos ser tratados. La honestidad en lo que ofrecemos, es la clave para abrir mejores oportunidades. Muchos utilizan el desconocimiento de sus clientes para sacarles ventaja, olvidando que siempre se descubrirá el engaño; y las consecuencias podrían ser graves. Recuerda que el bueno nombre vale más que las muchas riquezas.

 

Commentarios

Share this post

Wilbert Von

Hace años que no como chicle y no veo televisión... ¿Raro? Realmente no... Hay que cambiar gustos al pasar el tiempo, pero hay amores y gustos que perduran... ¡Las noches lluviosas son fascinantes! Tambien soy fan del AC Milan, Chicago Bulls y New York Yankees. ¿Soy Glory Hunter? Tal vez...