El origen de las corbatas


El origen de la corbata forma parte de la historia de Croacia, sin duda algo que la mayoría de los mortales desconocen pese a que la corbata es una prenda utilizada en casi todo el mundo.

Para conocer sus origenes nos tenemos que remontar al año 1635 aproximadamente, en esta fecha miles de soldados de la que hoy en día es Croacia, acuden a París para apoyar al Cardenal Richelieu y al Rey Luis XIII.

Lo característico de estos milicianos era su atuendo, algo extraño para su época, los croatas llevaban anudados al cuello una especie de pañuelos con un nudo hacia la mitad del cuerpo. Esta prenda va evolucionando, y hace que los franceses se fijen en él y lo convierten en un atuendo que poco a poco se va convirtiendo en una prenda clasista, lo empiezan a utilizar los funcionarios y le van dando un toque más elegante.

Alrededor de 1650 se aprueba el uso de la corbata de forma oficial, y es el la corte de Luis XIV donde obtiene más éxito, como símbolo de distinción. Este articulo adquiere el nombre de “un croate de la”.

Este complemento se va convirtiendo en un símbolo de la élite de toda Europa hasta llegar a América a través de las colonias europeas. Aunque durante la Revolución Francesa, se convierte en la insignia de la aristocracia y pierde su valor en el pueblo. En un principio los revolucionarios llevaban la corbata negra y los contrarios a la revolución la portaban blanca.

En el Siglo XVII, la corbata ya ha llegado a Inglaterra, y el modisto Lord Brum-mel alcanzo una fama mundial por realizar clases durante una hora de como anudarse la corbata, para ello contaba con dos asistentes que lo ayudaban, inauguró el Arte de anudarse la corbata, creando hasta cien nudos diferentes.

En la decada de los años 20 Jesse Langsdorf hace suyo el modelo de la actual corbata dotando a esta prenda con preciadas sedas, estampados y colores.

Fuente: Lacroacia.es

Commentarios

Share this post

Wilbert Von

Hace años que no como chicle y no veo televisión... ¿Raro? Realmente no... Hay que cambiar gustos al pasar el tiempo, pero hay amores y gustos que perduran... ¡Las noches lluviosas son fascinantes! Tambien soy fan del AC Milan, Chicago Bulls y New York Yankees. ¿Soy Glory Hunter? Tal vez...