El valor de las promesas


Estamos a mediados del primer mes del año y de seguro muchos hicimos varias promesas que han sido difíciles de cumplir. No hay mucho problema cuando son promesas que nos hicimos a nosotros mismos cómo hacer dieta, bajar de peso, hacer ejercicio o portarnos mejor con nuestros padres. El problema más grande es cuando no cumplimos promesas que hicimos a otras personas.


Cuando no cumples una promesa hay tres cosas que pasan contigo:

  1. Pierden la confianza en ti. La gente busca personas en quien confiar y cuando no cumples una promesa dejas de ser una persona confiable.
  2. Causas desilusión. Que mal nos sentimos cuando alguien no cumple lo que promete, no seas causante de una desilusión más.
  3. Nos quitan nuestra identidad. Hay una frase que utilizamos cuando alguien no cumple sus promesas y es que es “falso”… que feo.


En conclusión piensa bien antes de prometer algo o si no mejor no digas nada y en lugar de promesas que se las lleva el viento, actúa y demuestra lo que quieres hacer.

 

Commentarios

Share this post

Fernando Arroyo

Comunicador y Productor de radio. Apasionado por la música y la tecnología. Pensador en los tiempos libres y aficionado a la Psicología y el comportamiento de los jóvenes.