Enrique Peña Nieto y Donald Trump cancelan su reunión en la Casa Blanca por polémica por el muro entre Estados Unidos y México


El presidente de México, Enrique Peña Nieto, anunció este jueves que no acudirá a la reunión con su homólogo estadounidense, Donald Trump, prevista para el próximo 31 de enero en Washington.

“Esta mañana hemos informado a la Casa Blanca que no asistiré a la reunión de trabajo programada para el próximo martes con el @POTUS”, dijo el mandatario mexicano en su cuenta de Twitter este jueves en la mañana.

“México reitera su voluntad de trabajar con los Estados Unidos para lograr acuerdos en favor de ambas naciones”, agregó en otro mensaje.

La decisión de Peña Nieto se produce un día después de que Trump firmara la orden ejecutiva para autorizar la construcción de un muro en la frontera con México.

Horas más tarde de los tuits de Peña Nieto, durante un discurso en un encuentro del Partido Republicano, Trump reiteró la necesidad de construir un muro en la frontera con México y en que ese país sea el que asuma los costos de la obra.

Trump seguró que él y Peña Nieto habían acordado suspender su reunión prevista para la semana próxima, argumentando que sería un encuentro “improductivo” si México se negaba a pagar por el muro.

Polémico muro

El miércoles Trump firmó una orden ejecutiva autorizando la construcción de un muro que cubra toda la frontera de Estados Unidos con México, dando así el primer paso para cumplir con una de sus principales y más polémicas promesas de campaña.

Ese mismo día, en una entrevista con la cadena ABC, reiteró su intención de hacer que México pague por la construcción del muro, algo que Peña Nieto había rechazado en numerosas ocasiones.

“Todo se nos reembolsará en una fecha posterior con cualquier transacción que hagamos con México. Sólo le digo que habrá un pago, que sucederá de alguna forma, quizás una forma complicada”, dijo el mandatario en su primera entrevista desde que llegó a la Casa Blanca.

México no cree en los muros. Lo he dicho una y otra vez: México no pagará ningún muro“, replicó Peña Nieto la noche del miércoles en un mensaje de video grabado para responder a la orden ejecutiva emitida por Trump.

“México exige y ofrece respeto, como nación soberana que somos”, agregó.

En ese mensaje, sin embargo, Peña Nieto no respondía a la duda que se había generado en torno a si asistiría o no a la reunión bilateral que tenía previsto sostener con Trump el próximo 31 de enero.

Dijo que decidiría “los pasos a seguir” después de consultar con el Senado, los gobernadores de los estados y el informe final de los secretarios de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y de Economía Ildefonso Guajuardo.

Estos dos altos funcionarios se habían reunido durante ocho horas en la Casa Blanca con miembros del equipo de Trump, con miras a preparar el encuentro entre ambos mandatarios.

Sin embargo, este jueves en la mañana, Trump respondió al video de Peña Nieto con un mensaje en Twitter.

“Si México no está dispuesto a pagar por el tan necesario muro, entonces sería mejor cancelar la reunión prevista”, escribió el presidente estadounidense.

“Estados Unidos tiene un déficit comercial de US$60.000 millones con México. Ha habido un acuerdo que beneficia a una sola parte desde el inicio del NAFTA (el acuerdo de libre comercio con México y Canadá) con gran número de empleos y empresas perdidas”, agregó.

Una relación difícil

La relación entre Trump y Peña Nieto ha estado marcada por la polémica.

A finales de agosto de 2016, cuando Trump aún era candidato, el mandatario mexicano lo invitó a reunirse en México.

En su momento, muchos analistas consideraron que se trataba de una iniciativa arriesgada del mandatario mexicano.

Criticaron la posibilidad de que con el encuentro ayudara a Trump mejorar su imagen entre los votantes latinos después de haber prometido construir el muro con México y haber acusado a ese país de exportar hacia Estados Unidos a “violadores”, traficantes de drogas y delincuentes.

Tras ese encuentro, cada uno ofreció una versión distinta de lo ocurrido. Trump dijo que en la reunión habían hablado sobre el muro, pero no habían abordado el tema de su financiamiento que se discutiría posteriormente.

Entonces, Peña Nieto respondió en un mensaje de Twitter ratificando que México no pagaría por el muro.

El encuentro le valió numerosas críticas internas al mandatario mexicano.

Tras el triunfo de Trump en las elecciones de noviembre, Peña Nieto anunció el inicio de un “nuevo capítulo” en la relación entre ambos países.

Desde entonces, en su condición de presidente electo, Trump advirtió a varias empresas de vehículos que debían fabricar en Estados Unidos y no en México los automóviles que querían vender en su país o se arriesgaban a hacer frente a grandes impuestos en la frontera.

Luego de esta advertencia, la empresa estadounidense Ford Motors canceló planes para invertir US$1.600 millones en una planta en México y la inversión de US$700 millones en instalaciones en Estados Unidos.

La semana pasada, ambos mandatarios hablaron por teléfono tras la toma de posesión de Trump y se informó que se reunirían el 31 de enero.

Peña Nieto informó en un comunicado que le expresó a Trump su voluntad de trabajar juntos en beneficio de ambos países.

Una posibilidad que, por los momentos, parece remota.

 

FUENTE: BBC

Commentarios

Share this post

ControlZ

Control Z está dedicado a traerte lo mejor de noticias curiosas, reflexiones valiosas para tu vida, videos entretenidos, consejos, música y mucho más. - Recuerda que ControlZ deshace tu aburrimiento. -