Exoesqueleto revolucionario


Tres estudiantes de la Universidad de Pennsylvania ganaron el premio internacional James Dyson, que se otorga por innovaciones en diseño industrial por haber construído un exoesqueleto electrónico.

Los jóvenes Nick Parrotta, Elizabeth Beattie y Nick MacGill construyeron un exoesqueleto para la parte superio del cuerpo que aumenta la fuerza del brazo del portador 18 kilos, a diferencia de sus análogos, el sístema es compacto, ligero, cómodo y extremadamente barato, su costo es de 2.000 dólares.

Según los autores el sistema sería muy útil para la medicina, para facilitar el proceso de rehabilitación después de traumas graves. Otro uso sería aliviar a los especialistas cuyas profesiones están relacionadas con levantar peso con frecuencia.

FUENTE: actualidad

 

 

 

Commentarios

Share this post

Fernanda Quezada

Disfruto mucho de las caminatas, me encanta comer de todo, especialmente pizza, me gusta ver películas, andar en bici, caminar, leer y dormir, creo que tanto el cine como la literatura desarrollan tu creatividad.

No comments

Add yours