Frustración en la vida


Para mantener esos deseos y fuerza para seguir caminando por la vida, tener metas es lo principal. Metas y sueños en diferentes áreas de la vida, como lo son: en lo académico, en lo profesional, en lo familiar, en lo sentimental, en lo espiritual; y cualquier otro ámbito.

De todas esas metas, ¿cuántas hemos podido conquistar? Posiblemente tenemos muchos sueños y metas, pero solo logramos conseguir una o dos. ¿Será malo cumplir tan poco de lo que nos hemos planeado? Lamentarnos de esas metas y sueños no cumplidos o que tardan en cumplirse, nos provocan sentimientos de frustración.

La frustración nos causa amargura y nos impide disfrutar plenamente de las metas y sueños que sí hemos cumplido, haciéndonos centrar en lo que no tenemos, e incluso en ocasiones, nos quita las fuerzas de seguir soñando o de alcanzar las otras.

En cada etapa de nuestra vida, hemos ido alcanzando metas solo que pasan desapercibidas al no darles la importancia que se merecen. Cosas como terminar la escuela primaria. Cuando éramos niños, esa era nuestra principal meta. Ya de adultos, no lo valoramos y quizás ni lo recordamos.

Otro motivo para sentir frustración, está en comparar nuestras vidas con la de los demás. Que si tienen mejores propiedades que nosotros, vidas sentimentales y familiares más estables, y cualquier otra cosa que puedas comparar. Inmediatamente creemos que ellos no tienen carencias o metas sin alcanzar, así que nos frustramos pero lo cierto es que no es así.

Quizás imaginas que personalidades del espectáculo, quienes ganando mucho dinero y siendo muy atractivas; tienen la vida ideal. Curiosamente muchos viven en depresión. A lo mejor porque se han dado cuenta que eso por lo que muchos se desviven, es algo pasajero.

Como decía el Rey Salomón: “Miré todas las obras que se hacen debajo del sol; y he aquí, todo ello es vanidad y aflicción de espíritu.”

Y como cierra el libro de Eclesiastés: “El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.”

Commentarios

Share this post

Wilbert Von

Hace años que no como chicle y no veo televisión... ¿Raro? Realmente no... Hay que cambiar gustos al pasar el tiempo, pero hay amores y gustos que perduran... ¡Las noches lluviosas son fascinantes! Tambien soy fan del AC Milan, Chicago Bulls y New York Yankees. ¿Soy Glory Hunter? Tal vez...