Hacerse el loco


Si alguna vez has ecuchado la expresión “hacerse el loco”, en que el caso de que sí, sabes de lo que estoy hablando pero sino aquí va la explicación: Se utiliza cuando dejas pasar, ya sea en alguien más o en ti mismo, hacerte de la vista gorda.

En algunos casos es pertinente hacerlo, como cuando alguien se ha puesto un zapato de un color y el otro zapato de otro color, si no es alguien de confianza, se lo vas a dejar pasar, pero si es un amigo o una amiga súper cercana, es obvio que le vas a decir lo que sucede. Escenas similares ocurren a lo largo de nuestras vidas

Déjame contarte que esto no es algo que te ha ocurrido solo a ti, en el Antiguo Testamento de la Biblia, el mismo Rey David se hizo el loco en varias ocasiones pero en una en especial el asunto fué literal, tanto así que escribía en las puertas y  hasta dejó que la saliva le corriera por la barba; este incidente puedes encontrarlo en: I Samuel 21: 13. Con esto no quiero decir que el fingir algo o dejar pasar cosas esté bien o mal, lo que quiero decir es que cada uno es capaz de limitar qué sí y qué no.

El poner límites en cuanto a dejar pasar cosas es muy importante tanto con tu familia, con tus amigos, o en la escuela, y en todo porque así no tendrás que pasar malos ratos. Al hacerte el loco debes considerar estas 3 preguntas: 1) ¿Está bien hacerme el loco por esta vez? ¿Es indispensable pasar por alto esto? ¿si lo hago tendrá consecuencias?.

ESCRITO POR: Fer Quezada

Commentarios

Share this post

Fernanda Quezada

Disfruto mucho de las caminatas, me encanta comer de todo, especialmente pizza, me gusta ver películas, andar en bici, caminar, leer y dormir, creo que tanto el cine como la literatura desarrollan tu creatividad.

No comments

Add yours