LA IMPORTANCIA DE ESTAR CONECTADO (PARTE 2)


Jesús también estuvo conectado al Padre, El entendió que no podía hacer nada por su propia cuenta, dependía completamente de Dios. No tomó decisiones sin consultar como muchas veces tú y yo lo hacemos, Él era un imitador de Dios. Veamos que nos dice la Biblia con respecto a la conexión e intimidad del Padre y del Hijo.

“Jesús les dijo: Les aseguro que yo, el Hijo de Dios, no puedo hacer nada por mi propia cuenta. Solo hago lo que veo que hace Dios, mi Padre” (Juan 5:19 TLA).

“Créanme cuando les digo que yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí” (Juan 14:11 NVI).

Como las ramas están sujetas a la vid, de igual manera, Jesús estuvo y está sujeto al Padre. El entendía la importancia de estar conectado al Padre. Jesús nos dejó un ejemplo de intimidad ininterrumpida con Dios, a ese nivel tenemos que buscar llegar.

Hace unas semanas estaba leyendo Mateo 4: 1-11, me hice muchas preguntas sobre como Jesús, el Hijo de Dios, fue tentado y como pudo vencer las tentaciones del enemigo. Solo podía hallar una respuesta que lo resumía todo: Jesús y Dios estaba conectados, no solo en los pensamiento sino que también el corazón. Jesús es UNO con el Padre; exactamente eso es lo que Dios espera de nosotros, que seamos uno con El. Seamos verdaderos imitadores de Jesús y busquemos la misma relación que Él tuvo con Dios, solo así seremos más que victoriosos.

Recuerda siempre esto: “Te pido que se mantengan unidos entre ellos, y que así como tú y yo estamos unidos, también ellos se mantengan unidos a nosotros. Así la gente de este mundo creerá que tú me enviaste” (Juan 17:21 TLA). Esta es la clave, así como ellos están siendo UNO, nosotros seamos uno con ellos.La

Commentarios

Share this post

Astrid Antepara

Me encanta la música, soy amante de la danza y de las largas caminatas en la playa. Crecí junto al sonido de las olas. Disfruto de ir al cine y colecciono momentos con mi familia y amigos.

No comments

Add yours