Los colores de una relación


Una vez conversaba con una de mis mentoras y me dijo que hay un estudio que determina una relación en 3 colores; estos son el verde, el naranja y el morado; estos colores tenían una gama de la misma tonalidad o categoría, es decir, desde el color pastel hasta el más oscuro. Quiero explicártelos porque cuando me lo enseñaron a mí, me dejó impactada, ya que es tan aplicable a nuestras vidas y relaciones.

El color verde simboliza la amistad: Toda relación saludable debe pasar por un tiempo de amistad antes de considerar otras opciones. En la etapa o fase de amistad, puedes distinguir cosas que te agradan y no de la persona con la que estás estableciendo esta relación.

El color naranja simbolizada el afecto: Toda relación tiene su fase de afecto, en la que ya pasaron la etapa de amistad y ya existe un noviazgo; hay corazones involucrados, en esta etapa ya existe un contacto más físico, no sexual.

El color morado simboliza la intimidad: Podría describirlo como la etapa en la que los dos carnes se hacen una, esta etapa es exclusivamente para los casados, las personas que delante de Dios presentaron su unión y amor.

Este es el diseño de una relación saludable, pasar por estas tres fases, en orden. El problema es que hoy en día la juventud quiere hacer pasos gigantes; cuando recién están en el verde más pastel quieren saltar al color morado.

Veamos que nos dice la Palabra de Dios al respecto:

“No te dejes llevar por las tentaciones propias de tu edad. Tu eres joven, así que aléjate de esas cosas y dedícate a hacer el bien. Busca la justicia, el amor y la paz, y únete a los que, con toda sinceridad, adoran a Dios y confían en él” (2 Timoteo 2:22 TLA).

Dios reconoce que tenemos tentaciones, en otra versión dice: HUYE DE LAS PASIONES JUVENILES. Esto es un llamado de atención, si hay algo que estas poniendo en práctica algo que no es correcto de tu edad, Dios te dice: HUYE. Muchas veces confundimos sentimientos con pasiones. Se sabio y prudente! Para todo hay un tiempo, Dios no quiere que nos saltemos los pasos que Él ha establecido. Ya llegara el tiempo en que dejes de hacer cosas de jóvenes y empieces a hacer cosas de adultos, en el tiempo de Dios.

Disfruta mientras estas conociendo a una persona, la etapa de la amistad es la que más debes disfrutar y  es la más importante, te permite identificar si esa persona es la correcta para ti y luego consideraras si debes empezar una relación de noviazgo.  Por medio del conocer se produce el gusto. Dios quiere para ti una relación exitosa y saludable.

Commentarios

Share this post

Astrid Antepara

Me encanta la música, soy amante de la danza y de las largas caminatas en la playa. Crecí junto al sonido de las olas. Disfruto de ir al cine y colecciono momentos con mi familia y amigos.

No comments

Add yours