Los lugares más radioactivos del mundo


Mayak, Rusia: En el noreste de Rusia se encuentra ubicado el complejo industrial “Mayak”, el cual se

dedicó durante años a la producción, refinación, y a la manipulación de plutonio. En una tarde de

septiembre de 1957, la planta nuclear estalló. Los depósitos de residuos líquidos radiactivos explotaron

debido a una falla en el sistema de refrigeración. La explosión alcanzó varias zonas vecinas, lo que provocó

la evacuación de miles de pobladores y la muerte de cientos de otros a causa de la radiación. El accidente

dejó un gran rastro de radiactividad, el cual es comprobable hasta la actualidad en las lagunas de la zona,

en sus peces y en algunos excrementos de animales del lugar.

 

Fukushima, Japón: Tras el terrible terremoto que sufrió Japón en Marzo de 2011, el cual arrasó con gran

parte de la costa del territorio japonés, los pobladores debieron soportar las terribles consecuencias del mismo.

Una de ellas fue el desastre en la central nuclear de Fukushima. La central sufrió gravísimos daños a raíz de la

falta de refrigeración en sus cuatro reactores como resultado de su avería después del impresionante movimiento

telúrico. La explosión de tres reactores y el incendio de un cuarto provocaron escapes de radiación, la cual

contaminó a cientos de personas, y obligó a las autoridades a llevar a cabo la evacuación de los habitantes del lugar.

Luego de controlada la situación, se comprobó que el agua corriente de Tokio se encontraba contaminada con yodo

radiactivo, como así también la leche producida por animales próximos a la zona del accidente.

 

Semipalátinsk, Kazajistán: A fines de la década del cuarenta, la Unión Soviética realizó su primer ensayo nuclear

en un remoto pueblito en Kazajistán. Este sitio de pruebas se encontraba localizado en Semipalátinsk, al noreste del

país y al sur del valle del río Irtysh. Estas instalaciones fueron utilizadas de manera continua por los soviéticos hasta

que una explosión produjo un residuo radiactivo con niveles tan altos de toxicidad que contaminó una vasta área del

territorio en cuestión, lo cual ocasionó la inhabilitación de dichas instalaciones nucleares. El sitio de prueba fue

oficialmente cerrado a principios de los noventa, aunque su desmantelación total llevó otros diez años más.

 

Hanford, Estados Unidos: En Washington, Estados Unidos, existía una pequeña comunidad agrícola, la cual en

los años cuarenta fue trasladada para dar lugar al emplazamiento de la planta nuclear conocida con el nombre de

Hanford Site. Este el lugar en donde se llevó a cabo el proyecto de una de las bombas atómicas que pondrían fin a la

Segunda Guerra Mundial. Hanford, sin quererlo, pasó a la historia de la humanidad, ya que allí se ensambló la bomba

“Fat Man”, que fue el nombre clave de la bomba atómica usada en Nagasaki. En la actualidad, Hanford albergaría en

sus instalaciones alrededor del setenta por ciento del total de desechos radiactivos del país norteamericano, lo que

posiciona a esta pequeña localidad en el lugar más contaminado de Estados Unidos.

 

Sellafield, Reino Unido: Sobre las costas occidentales de Inglaterra se encuentra el bellísimo condado de Cumbria,

el cual fue testigo silencioso de uno de los accidentes nucleares más grandes de la historia luego del de Chernobyl. Por los

años cincuenta, se hallaba en total funcionamiento la planta nuclear de Windscale, la cual, a diferencia de otras plantas

nucleares, no estaba refrigerada por agua sino por aire proveniente del exterior. Un día, uno de sus reactores se incendió:

el fuego habría sido descubierto luego de cuarenta y dos horas de haberse producido. La contaminación alcanzó a los

desprevenidos pobladores y animales de la zona, lo que impidió el uso de sus productos agrícolas por un largo tiempo.

Luego del desastre, el reactor fue enterrado bajo una gran superficie de cemento y el lugar fue rebautizado como Sellafield.

 

Mailuu Suu, Kirguizistán: Un remoto lugar en el centro de Asia sería el lugar perfecto para el depósito de desechos de

Uranio. Este sería el pensamiento de las industrias que vierten este peligrosísimo material radiactivo en lugares alejados de

las grandes ciudades. En Mailuu Suu, un bellísimo pueblo, pero de escasísimos recursos, ubicado en Kirguizistán, es uno de

los lugares más contaminados por el accionar del hombre. Los pobladores de esta localidad deben convivir con depósitos de

desechos de uranio, los cuales se filtran al río que da vida a esta pequeña comunidad. Pero, paradójicamente, un río altamente

contaminado con desechos de uranio sólo produce muertes. De este río tóxico, no sólo se alimentan sus habitantes, sino también

los animales de la zona, lo que eleva la contaminación a cifras enormes.

 

Somalia: Desde hace casi dos décadas las aguas somalíes habrían estado recibiendo los desechos tóxicos de países extranjeros,

los cuales utilizarían estos cauces como vertedero de basura nuclear. Se dice que los reclamos del pueblo somalí contra la descarga

de desechos tóxicos se vienen repitiendo desde los años noventa, pero con el tsunami que castigó al país en 2004, las pruebas

emergieron: el desastre habría arrastrado los contenedores oxidados, con residuos altamente nocivos, hasta las costas ubicadas al

norte del país. Entre los contaminantes que se encontraron en los contenedores se detectaron residuos radioactivos de uranio,

plomo y metales pesados como el cadmio y el mercurio.

 

Los Faros de Rusia: Antes del desarrollo de la tecnología aplicada a la navegación, los barcos que surcaban las costas más remotas

e inhóspitas de Rusia, debían guiarse con las luces de los faros costeros. Dado a lo inaccesible de las zonas en donde los faros estaban

emplazados y las inclemencias del clima, el gobierno ruso puso en marcha la idea de alimentar las luces de los faros con grandes

baterías termonucleares que abastecían a los faros de energía constante con una mínima intervención humana. Con la caída del la

Unión Soviética, los faros dejaron de recibir mantenimiento, quedando a merced de saqueadores. Como consecuencia de los saqueos,

los desmantelados faros comenzaron a emitir altos niveles contaminación radioactiva, lo cual produjo que la zona donde se encuentran

localizados sea una amenaza silenciosa para todo aquel que la visite.

 

Chernobyl, Ucrania: La peor pesadilla de los habitantes de la tranquila ciudad de Chernobyl, en Ucrania, se hizo realidad la madrugada

del 26 de Marzo de 1986 cuando uno de los reactores de la planta nuclear de la ciudad explotó. Este accidente es considerado como el peor

desastre industrial y medioambiental de la historia de la humanidad. Los expertos estiman que la cantidad de material radiactivo que se liberó

con la explosión fue doscientas veces superior al de las bombas atómicas arrojadas en Hiroshima y Nagasaki. Decenas de personas fallecieron

como consecuencia; otras tantas, por la alta dosis de radioactividad recibida al momento del rescate de sobrevivientes; y otras miles, en los años

posteriores al accidente.

 

Mar Mediterráneo: El accidente de la planta de Chernobyl no solamente afectó al pueblo de Ucrania, sino que sus efectos se hicieron notar en

las aguas del mar Mediterráneo. Según los investigadores, la contaminación radioactiva proveniente de la ciudad ucraniana de Chernobyl habría

llegado al Mediterráeo a través del Mar Negro. Aunque los mismos investigadores indicaron que los niveles de radioactividad serían altos,

especialmente en la zona oriental del mar, aseguran que esta contaminación no sería perjudicial para la salud de las personas, pero sí lo sería

para la flora y la fauna del lugar. Los investigadores también hicieron mención al hecho de que todavía hay residuos que fueron vertidos sin haber

sido previamente depurados y que serían provenientes de los países pobres de las costas del mediterráneo.

 

FUENTE: e how

Commentarios

Share this post

Fernanda Quezada

Disfruto mucho de las caminatas, me encanta comer de todo, especialmente pizza, me gusta ver películas, andar en bici, caminar, leer y dormir, creo que tanto el cine como la literatura desarrollan tu creatividad.

No comments

Add yours