“No juzgues a nadie por su pasado, no juzgues a nadie por su presente, de hecho, no juzgues.”


Es muy fácil criticar o hablar mal de alguien y darle un juicio de valor por sus errores o equivocaciones, lo difícil es ver los nuestros y hacer algo al respecto. Hay una frase muy conocida que dice “No mires la astilla que está en el ojo ajeno, mira primero la viga que está en el tuyo”. Pues la realidad es que nada puede hacernos superiores a los demás, Dios nos ama a todos por igual, nos amó tanto que envió a su único hijo para salvarnos. El mundo sería un mejor lugar si comenzáramos a comportarnos más como Jesús, es decir, amar al prójimo, caminar entre la gente, levantar al caído, animar al afligido, ver la necesidad de la gente y tener compasión por ellos, aceptar que todo tipo de personas entren por las puertas de la iglesia, no mirarlos como si no fuesen de este planeta y entender que el único que tiene el poder para juzgarlos es Dios; tal vez así podamos cumplir de mejor manera la gran comisión y el propósito de Dios en nuestras vidas. Es más fácil juzgar al prójimo que orar por él y ayudarlo en su situación, piénsalo.

 

Uno solo es el dador de la ley, que puede salvar y perder; pero tú ¿quién eres para que juzgues a otro?

Santiago 4:12

Commentarios

Share this post

Abraham Flores

(1994-3200) Ecuatoriano. Cantante, compositor y soñador. Soy el vocalista de una banda de Pop-Fusion llamada Vaes. Nuestras canciones hablan del amor más puro que existe, el amor de Dios. Actualmente estudio música en la UDLA y aunque mi futuro es incierto mi vida está en las mejores manos.

No comments

Add yours