Nuestro miedo se hace realidad


“Ya he perdido la paz. Mis peores temores se han hecho realidad”

Job 3:25

¿A qué le temes?

A que tu familia esté mal, que te despidan del trabajo, que te choquen, no alcanzar tus sueños, estar sol@, al rechazo, a no tener dinero, a no ser escuchado, al compromiso, a la enfermedad.

Job, es un personaje que la Biblia menciona. Investigadores dicen que él era una especie de rey o príncipe y tenía un imperio grande, otros dicen que era un comerciante, tenía ganado vacuno, ovino muchos camellos, siete hijos y tres hijas, tenía una buena salud y, lo perdió todo, estuvo en la miseria total y reconoce que sus miedos, se hicieron realidad. Lo que le paso a Job fue por culpa de sus miedos, no porque Dios lo permitió.

Recuerda que tus miedos se hacen realidad. Tus miedos son una emoción que está dentro de ti, esta emoción genera un pensamiento, un pensamiento es una semilla que estas sembrando y que todos los días la riegas, abonas, alimentas. Ese miedo que siembras empieza a producir un tallo, el tallo con el tiempo crece, se vuelve un tronco grueso que tiene ramas, es decir se hace un árbol, con el tiempo este árbol empieza a dar frutos. Un árbol no da un solo fruto.

Las carencias, las pruebas, las necesidades, las dificultades, las crisis que estás pasando, son un reflejo de tus miedos, el miedo es una emocion negativa y fuerte

Nuestros miedos se hacen realidad. Si tienes miedo a enfermarte, te vas a enfermar.

Te has de preguntar, ¿Qué solución me das?

La solución que te doy es:

A.-por cada emoción negativa que tengas, es decir por cada miedo te preguntes: ¿Por qué tengo esta emoción? o ¿Cuál es la causa de esta emoción?

B.- Luego, escribe ese miedo y describe lo que sientes

C.- Y, junto o a lado a lo que escribiste, redactes tres o cuatro emociones positivas, es decir; afirma y declara lo mejor.

 

Para que desaparezcan estas emociones malas, debes:

1.- Cambiar de frecuencia, de emisora, de canal, de ambiente, de conversaciones, de lugares, de amigos, lo que escuchas, es decir; sintonizar otra cosa.

2.- Trabajar en tus pensamientos, es decir aprende a pensar diferente.

3.- Llenar de cosas buenas tu corazón.

Porque si escuchas, si ves, si conversas lo mismo, no vas a obtener el cambio anhelado, vas a seguir obteniendo los mismos resultados.

Commentarios

Share this post

Oscar Quezada

Mediante estos post busco servirte y, apoyarte en tu desarrollo personal y espiritual, algunas de las tantas cosas que me gusta hacer; es caminar, escribir, leer, cocinar; me APASIONA la gente y se que puedo aprender de ustedes así como ustedes de mi.

No comments

Add yours