Orar buscando la voluntad de Dios (Parte 2)


Texto: Genesis 24:10-14 “Entonces el siervo tomó diez camellos de entre los camellos de su señor, y partió con toda clase de bienes de su señor en su mano; y se levantó y fue a Mesopotamia , a la ciudad de Nacor. E hizo arrodillar a los camellos fuera de la ciudad junto al pozo de agua, al atardecer, a la hora en que las mujeres salen por agua, y dijo: Oh SEÑOR, Dios de mi señor Abraham, te ruego que me des éxito hoy, y que tengas misericordia de mi señor Abraham. He aquí, estoy de pie junto a la fuente de agua, y las hijas de los hombres de la ciudad salen para sacar agua. Que sea la joven a quien yo diga: “Por favor, baja tu cántaro para que yo beba”, y que responda: “Bebe, y también daré de beber a tus camellos”, la que tú has designado para tu siervo Isaac; y por ello sabré que has mostrado misericordia a mi señor”.(BLA)

La oración es una actitud de dependencia en el Señor. El siervo de Abraham nos reta a depender de Dios en toda decisión, por mas difícil que sea, o por más negra que se vea la situación, Abraham le envió traer una esposa para su hijo Isaac, el hijo de la promesa, y Eleazar tenia que depender de Dios para esta gran tarea, su fe se incremento, aprendió a orar con mayor claridad, y entendió que su enfoque era creerle a Dios, ya que solo Dios produce en nosotros el querer como el hacer, por su buena voluntad.

Este siervo nos enseña que nuestro trabajo debe hacerse siempre dentro de La voluntad de Dios, no según nuestros gustos, o nuestros deseos, pues solo Dios sabe que es lo mejor. Si nos adelantamos sufriremos duras consecuencias, haremos que nuestras familias sufran, y que las bendiciones de Dios no lleguen a nuestra vida.

Cada uno debemos responder diligentemente a lo que Dios Nos pide que hagamos, evitemos las típicas frases: No puedo, es difícil, imposible… Pues mayor es el que está en nostros que el que está en el mundo, y con Cristo somos más que vencedores, y separados de Dios NADA podemos hacer.

Eleazar nos enseña que orar en todo tiempo, ayuda a no tomar decisiones apresuradas, y si estamos dispuestos a obedecer Dios siempre nos dará lo mejor. Hay gente que vive amargado, no porque la vida sea difícil e invivible, sino porque sus apresuradas decisiones hacen que sus vidas esten llenas de amargura.

¿Estás dispuesto a obedecer a Dios en todo tiempo y usar el arma de la oración en cada decisión?…

 

Commentarios

Share this post

Gabriela Saavedra

Gabriela Catalina Saavedra Manosalvas Soy una chica amante de la literatura, leo libros de consejería juvenil, novelas, cuentos, poesías, pero sobre todo Amo leer la Biblia. Escribo poesía a la naturaleza, a las personas, en eventos especiales, me gusta los deportes extremos, jugar futbol. Me gusta ayudar a otros Y animarlos, Y mi frase " la amistad es la fragancia de la vida y el amor el complemento del corazón"

No comments

Add yours