Pero señor, estoy embarazada!


cederas

Hay muchas ventajas de ser jóven, una de ellas por ejemplo es que al ser estudiante tienes

descuentos en algunas cosas, como entradas a diferentes lugares con una tarifa preferencial.

¿Si o no que es chévere pagar medio pasaje en el bus solo por estar con el uniforme del cole?

 

Aunque claro, no siempre es tan agradable porque por esa misma razón el bus a veces se pasa

de largo o si pagas 15 ctvs se quedan con tus 3 ctvs de cambio y claro que “foca” estar

reclamando y más aún, el bochornoso momento cuando te dicen: a ver carnet de estudiante!

solo por que aparentas ser mayor de tu edad.

 

Por mi parte tambien me identifico, pues soy una madre joven, bueno tengo 28 años pero con

espíritu de quinceañera y estoy esperando mi primer bebé, hace tiempo que ya no tenía

preferencia de nada en ningún lugar, hasta que ayer me tocó ir al banco, la fila era inmensa y me

puse al final de la “cola”, de repente me acordé, estoy embarazada y ahora tengo derecho a

pertenecer a esa pequeña  fila de tres abuelitos y dos madres con niños en brazos, voy a tomar mi lugar!

 

El guardia interrumpe mi camino para decirme “niña” esta fila es preferencial, a lo que le respondí: pero

estoy embarazada, en serio tengo cuatro meses y medio, él me echa  una mirada escéptica y

replica: solamente cuando se le note, más o menos a los seis meses puede venir a esta fila (me sentí como

cuando miras tu tapa premiada y dice: siga participando).

 

Qué! entonces ¿un bebé no es un bebé porque al ojo del guardia parece solo una “guatita”, o un joven

por ser más alto de lo normal entonces ya no es estudiante o acaso si un anciano tiñe sus canas hay

derecho de discriminarlo o tratarle mal, porque no está tan “viejo” todavía?

 

Aprendamos algo, la regla de oro de la vida es: Trata a los demás como quieres que te traten a ti, eso ya

no depende si alguien tiene preferencia o no, se trata de ser gentiles, de ser diferentes, tu puedes

empezar hoy mismo, cede el asiento, ayuda a tu vecino, saluda cordialmente, no discrimines a nadie, los

jóvenes podemos ser ejemplo, como diría mi amiga Fernanda: No seas caretuco! sí podemos ser amables.

 

ESCRITO POR: Carli Rivera

Commentarios

Share this post

Fernanda Quezada

Disfruto mucho de las caminatas, me encanta comer de todo, especialmente pizza, me gusta ver películas, andar en bici, caminar, leer y dormir, creo que tanto el cine como la literatura desarrollan tu creatividad.

No comments

Add yours