¿Por qué el graffiti está en todas partes?


Si has caminado en una ciudad (¡espero que lo hayas hecho!), probablemente te fijaste que hay graffiti en todas partes: muros de concreto, los frentes de las tiendas y las aceras agrietadas. Todos los días cuando camino a mi trabajo los veo, el graffiti en los muros es más reconocido que muchos edificios. Hay varias razones por las que las personas pintan graffiti (el aburrimiento es una razón simple). Sin embargo, debemos preguntarnos: ¿Es el graffiti una cosa buena? ¿Es arte o simplemente la destrucción de una propiedad?

140829112455-graffiti-wars-6-horizontal-large-gallery

Lo Malo

La palabra graffiti se origina de un vocablo italiano que significa “rasguño”, así que es como una marca en algo, especialmente en muros y edificios. El peor problema con el graffiti es que daña la propiedad. En general, el precio de una casa o un edificio disminuye  cuando hay graffiti en él. También, el graffiti ha sido asociado con bandas y, por lo tanto, acciones violentas. En casi todos los países del mundo, graffitear es un crimen y tiene castigo como una multa o tiempo en prisión. Por ejemplo, en Londres el castigo por hacer un graffiti está a lo sumo, $50.000 y un año en prisión.

tumblr_mnj91f2mGU1srnonyo1_540

Lo Bueno

Cada vez más el graffiti es visto como una forma de arte expresivo. Recientemente en Argentina una compañía que se llama Graffiti Mundo ha empezado a ofrece recorridos para admirar muchos ejemplos de graffitis artísticos en las calles. En los 90s, el graffiti se convirtió en un movimiento de “retórica de los muros.” En este sentido el graffiti es una expresión muchas veces de protesta. Por ejemplo, un graffiti puede ser una manera de expresar descontento con una dictadora o corrupción. Como el graffiti se ha convertido en algo más popular. La gente ha contratado a artistas de graffiti para pintar sus lugares con diseños interesantes y brillantes.

 

graffiti-012

 

Commentarios

Share this post

Caleb Smith

Nací en los Estados Unidos, he vivido en varios estados como: Carolina del Sur, Maine, y Washington. Sin embargo, me gusta más America del Sur que America del Norte. Ahora, vivo en Ecuador con una familia local. Me gusta leer libros de Jorge Luis Borges, Pablo Neruda, y Mario Llosa. Y también me gusta jugar Frisbee tanto como sea posible.

No comments

Add yours