¿POR QUÉ ENNOVIARNOS?


Estoy en una nueva etapa en mi vida. Ya tengo novia. Y esto está emocionante y se está poniendo cada día más interesante y bueno. De ambas partes hay mucha expectativa. Los dos tratamos de conquistarnos con pequeños detalles y lo importante es que, ambos amamos a Dios y queremos hacer su voluntad. De hecho, para crecer en la relación leí el libro “Evalúa tu noviazgo y evita un fiasco” de Ed Young.

Este libro nos da algunas pautas para entender el noviazgo. Les comparto el resumen del primer capítulo (sólo tiene cuatro).

Una de las preguntas que el escritor hace es ¿Por qué queremos tener pareja?

  1. Por la presión social. La gente que ya está casada nos presiona con preguntas como ¿Cuando tienes novi@? Y si ya tienes novi@ ¿Cuándo te casas? No nos dejan disfruta de nuestra soltería. En Filipenses 4: 12 (NVI) nos dice “(…) He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias (…)”. Saben, debemos aprender a vivir como solteros.
  2. Porque buscamos a una persona que nos cure. La verdad pensamos que cuando tenemos una pareja nos hará feliz, nos tratará bien, nos hará sentir únicos y especiales. Pero, la verdad, eso no pasara. ¿Cómo son nuestras relaciones? Son tóxicas, permitimos que nos traten mal (golpes, gritos, insultos) o son todo lo contrario. Dios es el único que puede sanarnos, Salmo 147: 3 (NVI) “El Señor restaura a los abatidos y cubre con vendas sus heridas”
  3. Porque buscamos una pareja que llene nuestra vida. Nos sentimos vacíos y creemos que una persona imperfecta nos llenará. Juan 14: 6 “yo soy el camino, la verdad y la vida”, Jesús es el único que llena nuestro vacío.
  4. Porque queremos que resuelva nuestros problemas. Debemos acercarnos a la relación sin problemas relacionales, financieros, sexuales, etc. En este caso busquemos a una persona que nos guíe.

Termino con estas palabras, estar sólo es bueno, eso es bíblico y hay que disfrutar de ese momento, crecer, prepararse. La soltería es un regalo de Dios para que nos comprometámos con su obra y si estamos de novios con alguien, pues con esa persona sirvamos a Dios en lo que podamos.

1 Corintios 7: 32 – 34. (NVI) “(…) el soltero se preocupa de las cosas del Señor. Pero el casado se preocupa de las cosas de este mundo y de cómo agradar a su esposa; (…) la joven soltera, se preocupa de las cosas del Señor, se afana por consagrarse al Señor tanto en cuerpo como en espíritu. Pero la casada se preocupa de las cosas de este mundo y de cómo agradar a su esposo”.

Commentarios

Share this post

Oscar Quezada

Mediante estos post busco servirte y, apoyarte en tu desarrollo personal y espiritual, algunas de las tantas cosas que me gusta hacer; es caminar, escribir, leer, cocinar; me APASIONA la gente y se que puedo aprender de ustedes así como ustedes de mi.