Que tu cuerpo no mienta


Tal vez has pensando algo, pero tu cuerpo dice otra cosa y como resultado ha parecido que estás mintiendo. Si te ha pasado, este artículo es para ti.

A continuación unas técnicas de actuación de Sanford Meisner que te ayudarán a mostrar tu verdadero interés o disimularlo si así lo deseas y a respetar a los demás (a veces ciertos comportamientos se lo toma como una falta de respeto).

1: Repetición

Fíjate si mueves mucho tus de dedos contra la mesa o en tus extremidades, o parpadeas mucho, o mueves el pie continuamente mientras esperas, o no te puedes quedar quieto cuando estás parado.

Si identificas que haces algo repetitivo tienes el poder de pararlo. Para así no mostrar ansias, nervios o hasta desinterés. Si es algo repetitivo con las manos intenta sostener algo con ellas como una botella, un celular, un bolígrafo o algo que te impida hacer una repetición.

2: Improvisación

Todos tenemos situaciones que nos llegan por sorpresa y es en este momento donde improvisar es la mejor idea que se te puede ocurrir.

La improvisación viene de un instinto de supervivencia, pero debe ser entrenada para no ser manejada por las emociones sino por la inteligencia.

Practica en tu cabeza posibles escenarios que podrían suceder con tus amigos, papás, profesores y piensa ¿cómo podría actuar en esta situación de la manera más inteligente?

Si entrenas a tu cerebro cuando tengas un imprevisto, improvisaras para el beneficio y buen juicio de todos. Un ejemplo es ¿qué haría yo si se fuera a caer un jarro en la casa? ¿Cómo reaccionaría si veo que están hablándole mal de mi amiga?

3: Preparación emocional

La técnica de Meisnser trabaja en las experiencias que vive el actor para que su personaje no se vea poco creíble o sobreactuado. Meisner busca transparencia y para esto debe ser accionado desde su interior.

En la vida diaria nos enfrentamos con muchas emociones y es cuando debemos actuar sabiendo que tenemos un acceso directo a la paciencia, gozo, fe, bondad, autocontrol y más.

Para que nuestras emociones no nos controlen o mientan, podemos tomarnos de estas decisiones que nos han sido regaladas.

Así seremos más auténticos y felices, preparando nuestras emociones y redireccionándolas hacia la honra y el respeto.

Commentarios

Share this post