Un Análisis de Ghost in the Shell: La Animación original


La mayoría de las películas animadas son hechas para los niños. Tienen un montón de chistes, muy poco contenido objetable, y lecciones sencillas para enseñar. Ghost in the Shell rompe todos estos estereotipos. Una de las primeras películas de anime japoneses por ser popular en el oeste, Ghost in the Shell cuenta la historia de la sección 9, una fuerza policiaca futurista encargaa de rastrear a piratas informáticos. El grupo se compone por varios cyborgs (parte humana, parte máquina) de diversos grados. La Mayor Kusanagi, comienza a cuestionar su humanidad al tiempo que ayuda a localizar al “maestro de marionetas.”

Ghost in the Shell es una película pesada. Los 82 minutos de la cinta están llenos de discusiones sobre la naturaleza de la humanidad, el propósito de la vida, violencia sangrienta, y representaciones gráficas de desnudos. Sin embargo, en su núcleo, Ghost in the Shell es acerca de las cosas diferentes que hacen los seres humanos diferentes en relación a las otras especies que pueblan el planeta. El título (que se traduce como “Fantasma En La Cáscara”) alude al hecho de que la Mayor Kusanagi no es más que una cáscara mecánica con una esencia o “fantasma” humana. La película sostiene que esto es lo que hace el ser humano especial. Esta es una representación de una filosofía bíblica. Kusanagi recibe un nuevo cuerpo durante los créditos de apertura de la película, haciendo eco a 2 Corintios 5: 4-5 que dice:“Realmente, vivimos en esta tienda de campaña, suspirando y agobiados, pues no deseamos ser desvestidos, sino revestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida. Es Dios quien nos ha hecho para este fin y nos ha dado su Espíritu como garantía de sus promesas.“

Commentarios

Share this post