Un nuevo año comienza ¿Y ahora qué?


Hace poco días finalizó un año y comenzó otro, algunos siguen con el ambiente festivo, otros no tanto, algunas personas ya piensan en la dieta y otros hacen planes para alcanzar sus objetivos en este nuevo año.

Ciertas personas se angustian porque acaba de terminar un año en el cual no alcanzaron nada de lo que se propusieron, y piensan que el nuevo año será igual. Otros tienen incertidumbre porque no saben si tendrán la misma estabilidad que ahora o si las cosas simplemente empeorarán.

Para esas personas es este artículo, sabemos que no es fácil enfrentar cambios o conservar la paz ante acontecimientos inesperados. En el 2016 la costa de mi país fue golpeada por un terremoto, que causó pérdidas materiales (casas y negocios) así como humanas; en ese entorno tan devastador lo único que algunas personas deseaban es que el año terminara y todo el dolor quedara atrás.

No sé que atravesaste el año pasado, ni en qué circunstancias has recibido el nuevo año, y la verdad me gustaría decirte que todo mejorará pero la cierto es que nunca tendremos la certeza de que las cosas saldrán tal como planeamos, no sabemos si mejorarán o empeorarán e incluso desconocemos si viviremos lo suficiente como para culminar un año más.

Lo que si podemos hacer es esforzarnos cada día, tener una actitud de agradecimiento siempre y lo más importante, confiar en Dios. Esta confianza nos dará la paz que necesitamos para seguir y afrontar lo que se venga.

 

En paz me acuesto y me duermo,
porque sólo tú, Señor, me haces vivir confiado.

(salmos 4:8) (NVI)

Commentarios

Share this post

Fernanda Quezada

Disfruto mucho de las caminatas, me encanta comer de todo, especialmente pizza, me gusta ver películas, andar en bici, caminar, leer y dormir, creo que tanto el cine como la literatura desarrollan tu creatividad.