Una Crítica de Kong: La Isla Calavera


En abril de 1975, el ejército de Estados Unidos comenzó a sacar sus tropas de Vietnam. Diez años de violencia habían terminado en una triste derrota. Sin embargo, las primeras imágenes de satélite había comenzado a revelar lugares inexplorados de la Tierra. Es en este lienzo, que Kong: La Isla Calavera se lleva a cabo. Un grupo de científicos, personal militar, un fotógrafo de guerra, y un mercenario viajan a la Isla Calavera, un lugar donde la gente desaparece y nunca regresa. Con un reparto estelar que incluye a Samuel L. Jackson (Los Vengadores),John Goodman (Cloverfield Avenida 10),Brie Larson (La Habitación) y Tom Hiddleston (Thor), Kong trae al monstruo de la película icónica a una nueva década.

Kong es como una montaña rusa muy bien elaborada. La acción rara vez se detiene, los paisajes son impresionantes, y la narrativa no es tan importante como la “sensación” de la película. La dirección de Jordan Vogt-Roberts combina los ángulos interesantes de cámara de películas independientes y los increíbles efectos especiales de una superproducción de Hollywood. A pesar de que la historia es fácil de olvidar, la película en sí está llena de secuencias de acción increíbles, impresionantes actuaciones, y en ocasión, buenos chistes.

Commentarios

Share this post