Una crítica de La Bella y la Bestia


Desde 1937, Disney ha sido conocido por sus películas de animación increíbles y hermosas. Blancanieves y los siete enanos empezó una era de princesas Disney que todavía hoy en día continúa. En el 2010, Disney comenzó a hacer algo diferente. Con Alicia en el país de maravillas, empezaron a adaptar sus obras de animación a películas de acción en viva. La Bella y la Bestia es la última película en recibir este tipo de tratamiento. La original es una de las películas animadas más queridas, nominada a Mejor Película en los Oscars de 1992 (la primera película de animación en hacerlo). Ahora, en 2017, el director Bill Condon (Chicago) junto a un grupo de talentoso actores que incluye a Emma Watson (Harry Potter), Dan Stevens (Downton Abbey), y Luke Evans (El Hobbit), intenta tomar el clásico de animación y actualizarlo para el público moderno.

La Bella y la Bestia está junto a su predecesor en casi todos los sentidos. Desde la hermosa banda sonora a los maravillosos trajes y la configuración impresionantes, La Bella y la Bestia es tan mágica como la películaanimada de 1992. No sólo eso, sino que también tiene un poco para todo el mundo. El romance principal está respaldado por secuencias de acción, momentos musicales épicos, y una fuerte protagonista femenina a la cual las mujeres pueden respetar. Épica, mágicamente hermosa, y desesperadamente romántica, La Bella y la Bestia tendrá audiencias tarareando (o cantando) durante la película y después de los créditos.

Commentarios

Share this post