Una Crítica de La Gran Muralla


Los dos mayores países en términos de poder en taquilla son los Estados Unidos y China. Para que una película sea realmente exitosa, de triunfar en al menos uno de ellos, y cualquier película que se abre en ambos tiene un éxito casi garantizado en el resto del globo. En el pasado, películas como Titanes del Pacifico, Warcraft,y la más recientemente Pasajeros han fracasado en la taquilla estadounidense, han sido salvados por la taquilla china. Estudios han tratado de apelar a las audiencias chinas.

La Gran Muralla es la primera película que apela directamente a ambos públicos. Escrito por el guionista de Hollywood Tony Gilroy, dirigida por el director Chino Zhang Yimou, y con un reparto de todo el mundo, La Gran Muralla es una producción conjunta entre Hollywood y un estudio chino, rompiendo los límites geográficos en el entretenimiento.

Pero, lamentablemente, este es el único triunfo de La Gran Muralla que pese a contar con una buen actuación, una acción emocionante, y unos efectos visuales impresionantes no ha logrado compensar un guión mal escrito. En su lugar, hay muchos trucos o trampas de la escritura. El guión está lleno de extrañas coincidencias y situaciones inverosímiles. La Gran Muralla no es nada más que una película de acción y fantasía estereotipada. Una de las realizaciones más importantes para la comunidad asiática en Hollywood se reduce a una simple película irrelevante, bien ejecutada pero mal escrita, mientras el reparto internacional y los esenarios asiáticos son interesantes, la película sigue siendo fácil de olvidar.

Commentarios

Share this post