Una Crítica de Un Camino a Casa (Lion)


Para muchas personas, el hogar tiene una definición extraña. Para Saroo Brierley, el hogar es una idea abstracta, no concreta. Nació y se crió en parte en la India. Pero cuando tuvo solo 5 años de edad esperando a su hermano en un tren este se empezó a mover, transportando al niño muy lejos. Saroo terminó en una ciudad lejana, incapaz de hablar el idioma de ese lugar e incapaz de llegar a casa. Fue adoptado por una pareja que lo llevó y lo criaron en Australia. Como adulto, Saroo comenzó a sentir una llamada para volver a la India y encontrar a su familia de nuevo. A pesar de que fue criado en Australia, la India se empezó a sentirse más como su casa.

La historia de Saroo, es basada en una historia real, es estimulante y reconfortante. El director por primera vez Garth Davis trae esta increíble historia, explorando los altos y bajos. Lion se siente como una sucesora espiritual a la película del 2008 ganadora del Oscar ¿Quién Quiere Ser Millonario?. Ambas películas muestran un lado de la India que es a la vez brutal, preocupante y triste, pero también llena de pequeños momentos de alegría. Al igual que la vida real, León muestra un mundo lleno de oscuridad y luz, donde la amabilidad y la maldad pueden cambiar la dirección de la vida.

Commentarios

Share this post