Una ghanesa gana el primer ‘Miss Continente Africano’


Una ghanesa, Rebecca Asamoah, se convirtió en la primera Miss Continente Africano en Johannesburgo, en el marco de un concurso de belleza del mismo nombre.

Si bien ya existían numerosos concursos de belleza Miss África en todo el mundo, como en Estados Unidos o Bélgica, este certamen, organizado por el productor surafricano Neo Mashishi, es el primero que tiene lugar en territorio africano y que implica a varias decenas de países del continente.

Los organizadores esperan poder convencer a la Unión Africana (UA) para que les dé su apoyo, con el fin de que su Miss pueda jugar un papel para levantar África y dirigir campañas contra la malaria, la pobreza o la xenofobia.

En la gran sala de espectáculos del casino de Gold Reef City, las 12 finalistas, con los cabellos bordados de perlas, desfilaron descalzas, en traje tradicional y también enfundadas en largos vestidos de noche.

Las candidatas no posaron en traje de baño, como suele ocurrir en estos concursos, sino vistiendo camiseta negra y un ceñido pantalón corto mientras bailaban al son de canciones como África, del maliense Salif Keita.

Fue finalmente la candidata de Ghana, una higienista dental de 24 años, la que consiguió destacar entre las otras 40 aspirantes.

Michelo Malambo, de Zambia, quedó en segundo puesto, mientras que el tercero fue para la sudafricana Jemimah Kandimiri.

Es la primera vez que se nombra una Miss África del continente”, declaró complacido Neo Mashishi, que llevaba preparando el proyecto al menos 5 años.

Esto es África. Estamos vendiendo África al mundo entero y estamos orgullosos de ser esta África”, dijo.

Fuente: Prensa.com

Commentarios

Share this post

Wilbert Von

Hace años que no como chicle y no veo televisión... ¿Raro? Realmente no... Hay que cambiar gustos al pasar el tiempo, pero hay amores y gustos que perduran... ¡Las noches lluviosas son fascinantes! Tambien soy fan del AC Milan, Chicago Bulls y New York Yankees. ¿Soy Glory Hunter? Tal vez...

No comments

Add yours