UNESCO declara al vallenato como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad


La UNESCO, declaró al vallenato como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El anuncio fue hecho desde Windhoek, en Namibia, donde el Comité Intergubernamental de Patrimonio cultural inmaterial de la UNESCO –compuesto por 23 países y encargado de aprobar las propuestas que postulan todos los países interesados– determinó inclusión de la música vallenata tradicional del Magdalena Grande en la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial en necesidad de salvaguardia urgente.

Este reconocimiento representa una oportunidad para que el mundo promueva el aporte del vallenato al fortalecimiento del diálogo intergeneracional y el respeto por las matrices melódicas de una música que se construye a partir de la realidad y la cotidianidad, y para que apoye las acciones para hacer frente a las amenazas que aquejan la música del vallenato tradicional”, afirmó Alberto Escovar, director de Patrimonio del Ministerio de Cultura, durante la audiencia de la UNESCO fue presentado en Namibia, África.

De acuerdo con la organización, la declaratoria implica que se adopten medidas urgentes de salvaguardia, ya que el género –sostiene UNESCO– se ha visto amenazado por el conflicto armado que enfrenta el país.

Actualmente, la viabilidad de este elemento del patrimonio cultural afronta una serie de amenazas, en particular las derivadas del conflicto armado existente en el país, exacerbado por el narcotráfico.  Además, un nuevo tipo de vallenato está marginando el género musical tradicional y atenuando el papel que éste desempeña en la cohesión social”, asegura la organización.

Fuente: Elespectador.com

Commentarios

Share this post

Wilbert Von

Hace años que no como chicle y no veo televisión... ¿Raro? Realmente no... Hay que cambiar gustos al pasar el tiempo, pero hay amores y gustos que perduran... ¡Las noches lluviosas son fascinantes! Tambien soy fan del AC Milan, Chicago Bulls y New York Yankees. ¿Soy Glory Hunter? Tal vez...

No comments

Add yours